traffic stop sign

El asesoramiento a los consumidores sobre las colocaciones privadas

La pandemia de COVID-19 ha causado trastorno y ansiedad significativo a los individuos y los mercados financieros. Debido a que los defraudadores a menudo tratan de aprovecharse de asuntos actuales y problemas para promocionar sus estafas, El Departamento de Protección e Innovación Financiera de Negocios está emitiendo esta alerta de inversor para exento ofertas de valor, también conocido como colocaciones privadas, teniendo en cuenta la pandemia de COVID-19.

¿Qué es una colocación privada?

 Una colocación privada es una oferta de valor que no es requerido por la ley a ser registrado con los reguladores de valores federales ni estatales. Las colocaciones privadas permiten a las empresas vender acciones, bonos u otros valores a inversores sin completar revelaciones rigurosas que son necesarias para una oferta registrada. Hay muchas maneras potenciales en que una oferta de valor puede adecuadamente estar exenta de registración con el SEC y con los reguladores de valores estatales. Pero las reglas que rigen las ofertas exentas son muy complejas y navegar por ellos generalmente requiere el asesoramiento de un abogado. Los inversores nunca deberían suponer que solo porque un emisor de valores está afirmando a ofrecer un valor como un exención válida del registro que esto es realmente cierto. Los inversores en las colocaciones privadas deben hacer su propia diligencia debida a la oferta, incluyendo potencialmente consultar con su propio asesor legal.

¿Por qué venden los emisores los valores a través de las colocaciones privadas?

A los emisores les gusta vender a través de las colocaciones privadas porque en general, es más fácil, más rápido y menos caro para el emisor que realizar una oferta de valores registradas. Pero, lo que es bueno para el emisor no es necesariamente bueno para los inversores. Inversores en las colocaciones privadas no pueden aprovecharse de las protecciones legales y obligaciones de divulgación en relación al proceso de registro de valores. Invertir en los valores a través de una colocación privada es más arriesgado que invertir en los mismos valores emitidos a través de una oferta registrada.

Las más comúnmente invocadas en las exenciones del registro son las Reglas 506(b) y 506(c) del SEC Regulación D. Los inversores en las colocaciones privadas deberían ser familiares con esas reglas para que sepan las “reglas del negocio” los emisores se supone que están jugando.

La definición de un “inversor acreditado” y por qué ese término es importante

Como una base para entender las Reglas 506(b) y 506(c), primero es necesario entender el término legal “inversor acreditado.” Este término se define por el SEC y regula en gran parte que individuos pueden participar en una oferta de Regulación D.

Para calificar como acreditado, un inversor individual debe tener un patrimonio neto excluyendo su residencia primaria) de al menos un millón de dólares o un ingreso anual de más que $200,000 (o más que $300,000 en un ingreso junto con un esposo) para los completos anos mas reciente con una expectativa razonable de lograr el mismo nivel de ingreso en el año actual. Por lo tanto, el cumplimiento de estos umbrales financieros generalmente abre la puerta a la participación de una persona en una oferta de la Regla 506(b) o la Regla 506(c).

¿Cuál es la diferencia entre una oferta 506(b) y una oferta 506(c)?

Los emisores pueden usar la Regla 506(b) para vender una cantidad ilimitada de valores a un número ilimitado de inversores acreditados. Hasta 35 no inversores acreditados a participar en la oferta (con alguna inversores acreditados) siempre que esos no inversores acreditados sean sofisticados y reciban información del emisor como se describe en Regulación D Regla 502(b). Un emisor no puede comercializar la oferta a través una solicitación general (a través un gran anuncio público por medio de un medio impreso, audiovisual o electrónico) pero debe contar con contactos informales de corredores de bolsa e inversores profesionales para “sacar la palabra” sobre la oferta próxima.

Como la Regla 506(b), la Regla 506(c) permite a un emisor vender una cantidad ilimitada de valores a un número ilimitado de inversores acreditados; sin embargo, no inversores acreditados no deben participar en la oferta. También, el emisor debe tomar etapas razonables para verificar que todos los compradores están acreditados. A cambio de asumir esta carga de verificación, se permite a los emisores hacer solicitudes generales sobre la oferta según la Regla 506(c).

Los colocaciones privadas y el riesgo del fraude

Las empresas que están recaudando fondos a través de colocaciones privadas a menudo tienen historiales operativos limitados y frecuentemente tienen ingresos modestos en comparación a las empresas públicas largas. Ellos no son requeridos a proporcionar tanto información a los inversores que las empresas públicas son requeridos a proporcionar bajo las leyes federales de valores.

Las ofertas privadas hechas bajo la Regla 506 no son revisadas por los reguladores y, como resultado, hay un potencial aumentado de fraude. Las estadísticas de aplicación más recientes recopiladas por la Asociación de Administradores de Valores de América Norte identificó las colocaciones privadas como una de las fuentes más frecuentes de acciones de aplicación por los reguladores de valores estatales. Los riesgos de ofertas de colocaciones privadas frecuentemente influye:

  • Sin Revisión Regulatoria: Debido a que las colocaciones privadas están exentas de registro a nivel federal y estatal, ningún regulador ha revisado la oferta para evaluar sus riesgos o los antecedentes de sus promotores y gerentes. Los reguladores a menudo sólo descubren colocaciones privadas fraudulentas mucho después de que el fraude haya ocurrido y el dinero de los inversores se ha ido.
  • El Riesgo Versus la Recompensa: Las colocaciones privadas frecuentemente promocionan ganancias altas en comparación a las opciones de inversión disponibles. Esto es generalmente necesario, dado que las colocaciones privadas son mucho más riesgosas que las ofertas registradas.
  • Los valores ofrecidos a través de las colocaciones privadas son generalmente líquidos, lo que significa que hay oportunidades limitadas para inversores a revender los valores. Por lo tanto, los inversores que están comprando los valores de colocaciones privadas deberían esperar mantener los valores durante largos periodos de tiempo (y pueden encontrarse “atascados” con valores que no quieren).
  • Menos Información: La mayoría de los emisores de colocaciones privadas no proveen a los inversores con la misma cualidad y cantidad de información que proveen las empresas públicas. Es importante notar que el emisor de colocación privada quizás no provea estados financieros auditados, como la Regulación D permite a los emisores a usar informes financieros no auditados. Por lo general, los inversores son informados sobre los riesgos y los méritos de la inversión y sus promotores a través de un “memorandum de colocación privada” o “PPM” la circular de oferta. Los inversores deberían revisar con cuidado PPMs para entender los riesgos y méritos de la oferta como la ha expuesto el emisor. También, los inversores deberían estar preparados para hacer su propia diligencia debida sobre las divulgaciones en el PPM y la propia empresa para verificar información particularmente importante y evaluar si la información en las divulgaciones en general parece ser confiable.
  • Solicitaciones generales: De conformidad con la Regla 506(c), las ofertas de valores privadas puede venderse a través de campañas de los medios de comunicación (como anuncios por Internet, en emisiones de radio o televisión y en medios de comunicación impresos). También, los emisores pueden usar llamas frías, publicaciones en redes sociales y seminarios de almuerza gratuitos para anunciar su oferta. Los inversores deberían realizar su propia diligencia sobre las divulgaciones hechas a través de una solicitud general también (y deberían notificar a los reguladores de valores federales o estatales si creen que alguna de la información que se está difundiendo es materialmente falsa o engañosa).
  • “Mal Actor” Descalificación: Regulación D prohíbe a los emisores de vender los valores según la Regla 506(b) o la Regla 506(c) si el emisor o otras “personas cubiertas” (incluidos los funcionarios, directores o socios del emisor) han sido objeto de un evento disciplinario descalificado, como una condena penal o una acción reguladora. Si descubre que alguien asociado con una colocación privada tiene un historial disciplinario personal, tenga mucho cuidado con la oferta.

¿Cómo protegerse cuando está considerando una colocación privada?

Revise los documentos con cuidado. No complete un acuerdo de suscripción o un cuestionario de inversionista acreditado a menos que entienda y esté de acuerdo con todo el documento. No permita que otra persona marque las casillas sobre su riqueza e ingresos sin revisar lo que dice el documento sobre su situación financiera y verificar su exactitud.

No cambie los números. Si se le pide que falsifique o sobresafique su riqueza o ingresos para calificar para participar en una inversión, aléjese y luego notifique a un regulador de valores. Las empresas que se basan en la Regla 506(c) deben verificar la condición de inversionista acreditado; si esa verificación no ocurre, los inversores deberían retener su dinero.

Haga buenas preguntas. Si el promotor no puede responder satisfactoriamente a sus preguntas sobre una empresa, entonces la inversión probablemente no es para usted. Los promotores deberían ser capaces de contestar preguntas sobre la empresa, su modelo de negocio y sus ejecutivos. Aléjese de las oportunidades de inversión de las que no cree que tiene suficiente información.

Pida información sobre la empresa. Mientras las leyes de valores federales y estatales no exigen tanta divulgación de información en ofertas privadas como en las ofertas públicas, todos los emisores todavía están obligados a proporcionar información material sobre cualquier oferta de valores. Tome el control de su futuro financiero y retenga sus dolores de inversión si no obtiene información que podría ser importante para su decisión de inversión.

En resumidas cuentas

Si usted es contactado por un profesional de inversión u otra persona que recomienda esa inversión en una oferta de colocación privada bajo la Regla 506, asegúrese de confirmar primero si tienen licencia para dar consejos o vender inversiones.

Puede verificar el estado de los profesionales de la inversión y averiguar si tienen un historial de daños al cliente poniéndose en contacto con el Departamento de Supervisión de Negocios al (866) 275-2677 o Ask.DFPI@dfpi.ca.gov. También puede utilizar herramientas disponibles de forma gratuita en la SEC y FINRA.

Approved by [name] [month/year]

Last updated: Dec 8, 2020 @ 3:31 pm